CineFlámina FilmsInventario

Klaus. El arte de contar con un estilo y sabor magníficos Por Eréndira López de Flámina Films

Navidad, una fecha tan magnifica así como adorable, llena de tantos colores,
canciones tan risueñas y sabores magníficos que sin duda alguna alegran el
corazón. Esta vez toca poner reflectores a una de las películas más hermosas que
han surgido en tiempos recientes para alegrar nuestro corazón, para contar no
solo una historia navideña más de la lista para estas fechas, si no que, una
película especial que sin duda alguna ha impactado dentro del diverso mundo del
cine animado.

Klaus ha sido un filme animado magnifico en todos los sentidos, un filme que sin
duda alguna hizo eco en el corazón de muchos. Estrenada tan solo el año pasado
ha sido una de las películas más queridas y atesoradas, no solo por todo fan del
cine animado, si no también aquellos amantes de las películas navideñas, una
película que sin duda alguna viene a ponerle un toque más sabroso a estas
fechas.

La historia de Klaus no es de lejos la historia más compleja en la creciente suma
de cintas animadas existentes, pero sin duda alguna ha sabido relatar una historia
tan “gastada”, de una manera tan maravillosa y única, volviendo el relato divertido,
acompañada de personajes pintorescos con diseños detallados y divertidos,
explicando de una sencilla manera el origen de esa pequeña tradición de
obsequiar regalos a los pequeños.

Sin duda alguna el trabajo del guionista y director Sergio Pablos ha rendido sus
frutos, haciendo que nos sumerjamos y adoremos la historia de un cartero mimado
de alta clase que es mandado como castigo a uno de los pueblos de la más baja
calaña, esto debido a las constantes guerras que sostienen las familias lugareñas.
Es entonces que este cartero mimoso o mejor conocido como Jesper tiene un solo
objetivo por cumplir: Salir de dicho “infierno” juntando un número colosal de cartas
en un tiempo límite, cosa que le causará conflicto y terminará resolviendo con la
ayuda de cierto personaje con barba cuyas risas conocemos de memoria.

Más allá del excelente guion de película, Klaus ha sabido reinventarse en muchos
sentidos, uno de ellos la animación, detalle que me encantaría destacar como un
sabor único de la cinta animada, quizás pueda parecer que la película se
encuentra en un formato 3D como otras películas recientes, pero bajo esa
apariencia se encuentra el trabajo sin duda alguna extraordinario de cada
animador que participó en el proyecto, siendo una animación dibujada a mano,
que quienes conozcan un poco más acerca de técnicas de animación identificaran
de inmediato como “animación tradicional” una técnica tan clásica acompañada
por un trabajo de edición magnifico por parte de The SPA Studios, un estudio
animado español que en conjunto con Sergio Pablos se encargaron de darle un
nuevo estilo a dicha técnica utilizando diferentes filtros de iluminación y colores
haciendo de la película un hermoso espectáculo visual.

Dicha animación requirió de mucho trabajo y empeño pasando por varias manos
talentosas así como estudios que hicieron una excelente combinación entre
animación 2D y 3D siendo la última la utilizado en diversos escenarios que
requiriesen más diseños y movimiento de cámara. Para dar cabida al gran trabajo
de estos animadores hace falta solo enterarse que para todo el desarrollo de la
película se llegaron a realizar más de un millón de dibujos para sus 1.530 tomas
usando el estilo clásico de antaño que muchos recuerdan hoy como una pieza
fundamental de su infancia. Así como el uso de ocho capas de luz y diferentes
fondos hermosos repletos de diseños y colores asombrosos, demostrando sin
duda alguna que la animación 2D no es cosa del pasado y que pueden salir cosas
hermosas aprovechando sus capacidades.

Sin embargo pese a todas las técnicas animadas tan llamativas e increíbles, Klaus
llega a dejar más de un sabor increíble en el espectador con su demás contenido,
los grandes mensajes que ha dejado, la banda sonora tan llamativa y hermosa,
aquellas escenas que han hecho sacar una lagrima a más de uno, la calidez de su
historia así como lo bien escritos que ha sido sus personajes hace que está cinta
sea una experiencia sin duda más que maravillosa.

Si bien existen otras películas animadas navideñas como “El expreso polar”, Klaus
ha sabido posicionar su estilo al saber contar la historia de una manera tan
enternecedora y encantadora acompañada de una animación más que impecable.
Pues ¿Quién no termina enamorado de Jesper y su personalidad? De la adorable
actitud de Alva, aquella maestra que sin duda nos dejo enternecidos con la
renovación de la escuela, del gran y apreciado Klaus quien posee una
personalidad más que intrigante y adorable.

Esta cinta animada sin duda alguna ha sido uno de los aciertos más grandes a los
que Netflix ha apostado en tiempos recientes, volviéndose una película que sin
duda alguna hace de su catálogo algo más que disfrutable, además claro de traer
otro clásico navideño que no debe faltar para está época tan especial.
Sin duda alguna una de las películas animadas más bellas que existen, así como
del mismo modo una de las más bellas que abordan temas navideños, recordando
siempre que: “Un acto desinteresado siempre provocará otro.”

You may also like

More in Cine