Colabora en [email protected]

‘Pet Sematary’ (1989): “El terror de volver a la vida” Stephen King Por Eréndira López de Flámina Films

Octubre el mes del horror por excelencia, fechas dentro de las cuales nos apetece quizás echarnos un buen maratón de cine de terror, para adentrarnos a un universo oscuro acorde con las fechas, lleno quizás de nuestras peores pesadillas o de nuestros peores miedos, buscando dentro de la filmografía aquellas cintas que nos puedan llegar a perturbar de una forma en que ninguna otra lo ha logrado hacer con sus historias, de modo que nos hagan sentir y experimentar el terror con nuestra propia piel.

Hoy me toca desempolvar uno de esos clásicos del pasado que quizás ahora muchos conozcan más por la reciente adaptación estrenada en 2019.

“Pet Sematary” Es una de las obras más grandes del escritor de terror Stephen King, autor que estoy más que segura que muchos conocerán más por ser el creador de aquel adorable y simpático payaso que fue base fundamental del miedo y pesadillas a los payasos en antaño y ahora con la serie de remakes que han lanzado. Y es que aún tenemos la “Fiebre King” tal y como en el pasado con recientes adaptaciones lanzadas de sus más grandes obras: “It”, “1922”, “En la Hierba alta”, “Carrie” y finalmente “Pet Sematary”. Sin embargo lo que hoy quisiera tocar no es en cuestión de la adaptación reciente, cuya calidad es cuestionable quizás para aquellos amantes de hueso colorado de King.

“Pet Sematary” fue una novela escrita por King en 1983, inspirada en “La pata de mono” de W. W. Jacobs de 1902. Una historia que relataba las tragedias de una familia tras pedir deseos de esta.

La historia de King nos pone en la piel de la familia Creed, una dulce familia con un hijo y una hija que se mudan a una nueva casa, cuya parte trasera es cercana a un misterioso cementerio de mascotas. La premisa parte de la muerte prematura del gato de la pequeña Ellen, de modo que al no querer que su hija sufra la muerte del felino siendo tan pequeña y sin comprender lo que implica, el padre acompañado de su vecino, deciden enterrar al animal en una tierra cercana al cementerio de mascotas, haciendo que de este modo para sorpresa de todos, el felino volviese a la vida, pero cambiando drásticamente su manera de comportarse.

La primer adaptación de esta increíble novela surgió en 1989 de mano de la directora Mary Lambert con un guion del propio King, siendo está su primera adaptación de una obra propia.  Esta retoma nuevamente la base central de la novela original, difiriendo claro en algunos cuantos detalles como la presencia del temido Wendigo (criatura inspirada en el folclore de los grupos nativo-americanos) y el rol de Pascow cuyo mérito principal en la cinta además de ser el fantasma que advierte del peligro inminente que corre la familia Creed, es ser la imagen popular que tenemos ahora de los tan populares y adorados Zombis.

Pet Sematary es una obra que juega con la muerte de una manera impresionante, dándole un toque aterrador así como espiritual y liberador a partir de las distintas perspectivas de nuestros personajes, puesto que en muchas ocasiones dentro del filme se deja que claro que el sentimiento de muerte a la vez que causar terror, es un paso adelante hacia la paz, donde ahora viven quizás los recuerdos, o la misera desaparición súbita de todo. Si bien el filme no es perfecto, sigue siendo un gran exponente dentro de las obras de King, teniendo un inicio excelente donde nos adentramos al ambiente familiar de los Creed para más tarde tener su primer clímax con la muerte y regreso del felino cuyo comportamiento agresivo asusta a todos. Para más tarde pasar a la cuestión de ¿Qué pasaría si un ser humano es enterrado en dichas tierras?

Tanto Lambert como King han dejado su propio estilo en la cinta, presentándonos desde inicios varias señales de lo que iba a suceder. Sin embargo es quizás la parte final el “Talón de Aquiles” de la cinta, teniendo quizás momentos finales de suspenso que pueden llegar quizás causar al espectador si bien terror, quizás un poco de gracia en algunos puntos. Sin embargo esto no desmerita el gran logro de Pet Sematary al retratar el tema del “regreso a la vida” Mostrándonos desde el felino los terribles efectos de aquel cementerio, así como con la historia del granjero Timmy un hombre que fue enterrado en dicho cementerio.

Otro dato curioso acerca de esta cinta son las enormes referencias a otras obras de King, como el cameo de Cujo en la televisión cuando el cadáver de Pascow llega a la universidad, donde se relata del caso de un San Bernardo rabioso que ha atacado a una familia en una granja; O la aparición de otras novelas de King en otros planos. Denotando bastante el cariño con el que Lambert y King realizaron esta adaptación sumados a los efectos e David LeRoy Anderson, que dotaron al filme de un aire tenebroso, oscuro y bastante complejo que llena al espectador de una sensación de incomodidad en algunas escenas como la escena del funeral.

Quizás es ahí donde se encuentra la deuda que muchos fans del famoso escritor consideran que tiene la adaptación del 2019 con la clásica, llegando a cambiar muchas de la trama en general de la obra e King. Dejándonos un sabor a medias del que nos había dejado ya la versión ochentera.

Sin embargo, aún con todo lo que exprese de esta increíble obra de King, es una quizás por desgracia una de sus obras más desconocidas y abandonadas por el tiempo, recibiendo una brisa de aire con aquella nueva adaptación. Considero que está versión clásica no debe ser ignorada por los espectadores que sienten un amor profundo por el cine de terror así como por las obras de King. Pet Sematary es una manera minuciosa de experimentar un sentimiento de pérdida y vuelta que nos lleva en un viaje lleno de tragedias tal y como en el cuento de la pata de mono. Por ello es una obra que recomiendo enteramente para disfrutar, más ahora en fechas tan tenebrosas y tiempos interesantes que nos acompañan.

Uso de cookies

Golfa.mx utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Un proyecto Editorial de Mats Media