Flamenco: de España para el Mundo. Por Moisés Campos

///

Seguramente usted a escuchado la gran melodía que es icono de la Ópera Carmen L’amour est un oiseau rebelle (El amor es un pájaro rebelde), donde relata un feminicidio ocurrido en plena plaza de toros. Esta obra compuesta en el siglo XIX por el francés George Bizet es una de las muchas obras sobre España, el Flamenco y la bulería.

No es de extrañarse el auge que actualmente el flamenco tiene en la música del mundo, donde han entrelazado las beses y voces del flamenco con otros ritmos, por ejemplo, el Jazz en donde el pianista Chano Domínguez hace una fusión esplendida de los alcances del género. Pero hasta en el Pop, personajes como Alejandro Sanz o en los últimos años, La Rosalía en la música urbana. Sin dejar de mencionar a mis favoritos: Diego el Cigala, Concha Buika y Martirio.

El flamenco es simple pero complejo, experimentados guitarristas con un dominio pleno del requinto, palmadas, castañuelas y danza. El baile es parte primordial de la fiesta, para el flamenco es parte fundamental, el zapateado es una percusión que introduce a la melodía. En el flamenco todo importa y es que el hecho de trasmitirle la fiesta es solo la primera evocación.

Paco de Lucia puso en el alto el flamenco, incursionando en la música académica en la Interpretación del Concierto de Aranjuez en 1991, de cual existe evidencia por una producción musical. En ese sentido es prueba evidente de la calidad de ejecutantes que el flamenco posee, sin dejar de mencionar el folklore que invoca en todo el sur de España.

Flamenco! Fiesta de la Bulería Jerez, es un performance producido por el Ayuntamiento de Jerez de Andalucía en España, consta de 12 piezas con la participación de la multipremiada bailarina María Bermúdez; los guitarristas, Diego del Morao, Manuel Parrilla, Antonio Rey; las bailarinas, María del Mar Moreno, Joaquín Grillo; y los cantantes Ana de los Reyes, Carmen Grillo, Jesús Méndez y Antonio Malena.

El programa consistió en piezas en compañía, solos para guitarra, tangos, bulerías y alegrías. El cantar flamenco es meramente complicado, implica una excelente colocación de voz, es necesario una voz potente para alcanzar agudos sorprendentes. Las guitarras deben de ser fluidas, de experimentadas manos.

Antonio Rey con su solo para guitarra expreso la nostalgia del concierto, muy fluido en momento pareciera que improvisaba, lo llevaba al alto, lejos, un tema que conmovió a todos y provoco los gritos ¡ole, ole! de todo el público.

¡dale, Diego! Fue el inicio a la malagueña de Jesús Méndez un solo para cantante con la participación de Diego del Morao y Antonio del Rey, poco a poco nos fueron llevando a emociones muy nítidas de esas que se sopesan con un trago de licor. Una pieza en conjunto para violín se presento Bernando Padilla para interpretar Seguiriya de Maria del Mar Moreno.

Para llegar al clímax del concierto se comenzó con tangos, una obra de Bernardo Padilla, y más bulerías, pues son estas las que nos evocan a la alegría, como a la tristeza. Continuo el programa después de un descanso que se citó minutos antes de las 10 de la noche, Bulerías del Espacio de Palé de los Reyes con gran entusiasmo con muchos aplausos, se interpretó Alegrías donde prácticamente todos los artistas participaron en esta melodía. Así se cerró el concierto se excelente calidad y bajo gritos y aplausos el público se puso de píe.

 

¡ole, ole!

¡Paisano vamos a la Orquesta!

Historia Anterior

Los metales Por Aarón González Alvarado

Siguiente Historia

Cedric está de estreno con su nuevo sencillo “Infierno” El cantante originario de Guadalajara estrena su nuevo sencillo "Infierno", de la mano de RZR