Música

Valira presenta ‘Supernova’ La explosión de la emoción contenida

Valira surge en 2019 tras la disolución de ‘La Raíz’, agrupación de la que formaba parte Juan Zanza (ahora voz y guitarras en este nuevo proyecto), y su necesidad de encontrar un espacio en el que pudiera compartir su música y sus letras; que son particularmente reconocidas por los cruces que tienen con narrativas personales.

La agrupación española se caracteriza, primeramente por la hermandad que une a sus integrantes (donde se incluyen también Roberto Tolsa, Carlos Venavent, Gabi Pellicer y Fernando Borja). Y después, por la dualidad sonora que se refleja en sus bases con distorsión, acompañadas de voces melódicas (y un tanto poperas), donde la lírica -otro punto destacable-, retoma elementos de la canción de autor.

El productor del nuevo material de Valira define estos elementos armónicos que sobresalen en la banda, como una suerte de comodidad a la escucha. Un sentir que estamos en casa.

En Revista Golfa tuvimos la oportunidad de charlar con Juan Zanza; quien nos compartió más sobre el nuevo lanzamiento de Valira y lo que representó para todos los integrantes, su creación en un contexto mundialmente complejo que demanda más cercanía y conexión con su público.

‘Supernova’ es el título de su nuevo material. ¿Qué tanto se relaciona este nombre con un proceso creativo catártico?

R. Totalmente. Esto se relaciona, primero por la situación complicada que vivimos, pero también, porque este es nuestro segundo disco; y en el primero (‘Ecos de Aventura’), que si bien nos gusta mucho, era evidente que teníamos un componente de inseguridad de hacia dónde queríamos ir porque éramos un grupo nuevo. 

En cambio, en ‘Supernova’, teníamos muy claro que queríamos potenciar ese componente emocional de las letras. Este disco se llama así porque nos apetecía utilizar la metáfora de la explosión de todo lo que llevamos dentro y que por fin vamos a poder sacar con este material. Dar un golpe en la mesa y decir que estamos orgullosos de lo que queremos transmitir.

¿Cómo se ha ido transformado el sonido y las dinámicas como agrupación desde el lanzamiento de ‘Ecos de Aventura? ¿Qué de nuevo se tiene en este momento, que no existía en el 2019?

R. El sonido, la producción y la composición. Tengo la sensación de que este disco es un poco más maduro que el anterior donde por transitar de mi anterior banda, teníamos un circuito mucho más rockero. En ‘Supernova’ hemos trabajado con un productor que sabe mucho de electrónica y nos ha ayudado con arreglos, beats y baterías procesadas.

Si tuvieras que escoger una o dos palabras para describir la esencia de este nuevo material, ¿cuáles serían?

R. Pasión y lucha.

¿Cuál ha sido el reto más grande al que se han enfrentado?

R. Quizá el reto más grande como banda ha sido el estar aguantando toda esta pandemia y sus restricciones. Porque ya de por sí, al menos aquí en España, el circuito de la música es bastante precario. A nivel personal y a nivel laboral, es difícil, y ahora con la pandemia se ha puesto más de manifiesto esa precariedad, el no poder permitirte estar un año sin conciertos porque es insostenible económicamente. Esto te genera dudas y momentos de inseguridad, pero luego te das cuenta que la gente sigue estando ahí, con ganas de escuchar, con ganas de conciertos. Pero claro, al desconectarte un poco de los escenarios, cuesta.

Hablando precisamente de la música en vivo. ¿Qué expectativas tienen del regreso a los directos?

R. Poquito a poco se va abriendo la mano, la vacunación va bastante avanzada y se están empezando a hacer conciertos, un poco extraños, porque la gente está sentada, con mascarillas y distancias de seguridad. Entonces, los aforos son reducidos y nos hemos tenido que adaptar a escenarios más pequeños, con un formato además semi-acústico; nosotros sentados en el escenario, con un set muy bonito, con alfombras y con luces.

Está gustando mucho, hemos dado conciertos en Madrid, Barcelona, Vitoria, Valencia (y todavía faltan algunos lugares). Vamos a estar aguantando este formato hasta que mejore un poco todo.

Dentro de toda la complejidad que implica este formato. ¿Cuál ha sido la mayor ventaja de las presentaciones en cortito? ¿Les ha permitido, de alguna forma, estar más cerca de su público?

R. Sí, totalmente. De hecho, cuando acabamos los conciertos y aveces comentamos con el público, nos dicen que se genera un ambiente mucho más especial, porque muchos de los conciertos son en teatros y hay mas silencio, lo que nos permite hacer las baladas aún más íntimas, tocar muy suave, y con esto generar otro clima que en un concierto convencional no se puede.

Y de las dinámicas masivas anteriores, ¿qué es lo que más extrañas tú? Proyectándote un poco a futuro y pensando en el pronto regreso a los conciertos y festivales como los conocemos

R. Echo de menos la tranquilidad de las giras montadas y no tener miedo que se puedan cancelar o aplazar. Y también echo de menos poder verles la cara a los asistentes de un concierto. La mascarilla no te deja ver si tienen una sonrisa. Extraño justo la parte más humana, poder abrazarse, poder estar juntos.

A futuro, deseo que todo mejore, poder tener un 2022 con mayor normalidad. Seguir creciendo, seguir dando a conocer a la banda en más ciudades, más sitios. ¡Ojalá y poder visitarlos en México!

Puedes seguir a Valira en YoutubeFacebook , TwitterInstagram.

You may also like

More in Música