Colabora en [email protected]

Grafeno, un material del futuro hoy Aarón González Alvarado

A lo largo de la historia, el ser humano ha sabido cómo transformar ciertos materiales presentes en la naturaleza, por ejemplo el bronce y el hierro durante la edad de los metales, y utilizarlos para su beneficio en herramientas, transportes e incluso en la medicina.

Pues bien, como te quedarías si te dijera que existe un material capaz de mejorar en gran medida los materiales que hoy en día utilizamos, como el acero en las construcciones o los usados en los vehículos como aviones, automóviles, o incluso en las propias baterías de los teléfonos inteligentes que usamos a diario, bien; ese es el grafeno, uno de los materiales del futuro hoy.

A continuación, te daré una explicación algo técnica de lo que es el grafeno, pero no te preocupes, más adelante diré algunos usos que tiene éste y por qué se le ha llegado a conocer como el “material de Dios”.

El grafeno es un material nanométrico bidimensional, consistente en una sola capa de átomos de carbono fuertemente cohesionados (unidos) mediante enlaces que presentan hibridación sp2 (un orbital s y dos orbitales p) y dispuestos en una superficie uniforme, ligeramente ondulada, con una estructura semejante a la de un panal de abejas por su configuración atómica hexagonal.

El grafeno es una de las formas alotrópicas del carbono (alotropía significa que una sustancia puede presentar diferentes estructuras atómicas), como lo son también el grafito y el diamante. Así, un milímetro de grafito contiene tres millones de capas de grafeno.

Es uno de los materiales más resistentes que existen, es más fuerte que el acero estructural utilizado en edificios y es más duro que el diamante, además de que es el mejor conductor que hay, tanto de calor como de electricidad.

Todas estas propiedades están emocionando a investigadores y empresarios alrededor del mundo, ya que el grafeno tiene el potencial de revolucionar industrias enteras, como la del transporte, generación de energía, baterías, sensores y mucho más. Ahora mismo te daré algunos usos que han llamado la atención en los últimos años.

Fortaleza mecánica

Debido a que el grafeno es el material más resistente del mundo, puede ser usado para fortalecer las propiedades de otros materiales, docenas de investigadores han demostrado que, añadiendo incluso una pizca de este material a los plásticos, metales o cualquier otro material, el grafeno puede hacer que éstos sean más resistentes o incluso ligeros, ya que se utilizaría menos cantidad de estos para tener la misma resistencia.

Por ello se tiene mucho interés en aplicarlo en campos como la aeronáutica, materiales de construcción, dispositivos móviles, entre muchos usos.

Almacenamiento de energía

Al ser el grafeno el material más delgado del mundo, es un material muy prometedor para usar en baterías y supercapacitores o incluso celdas de energía, pues no sólo se podría almacenar más energía, además se cargarían más rápido. Eso se plantea hacer con las baterías de los teléfonos inteligentes, ya que permitiría tener una mayor capacidad de sin usar mucho espacio.

Revestimientos, sensores, electrónicos y más

Además de los beneficios y usos anteriores, también tiene más aplicaciones: en revestimientos anticorrosivos y pinturas, sensores más precisos y rápidos, pantallas flexibles, páneles solares más eficientes y muchos otros usos.

Este material puede ser un gran avance en la tecnología en un futuro, sin embrago, todavía se están realizando estudios y diseños sobre cómo implementarlo de la mejor manera posible y poder alcanzar los avances antes mencionados, pero quien sabe, a lo mejor más adelante sea posible hacer esto y tener un gran avance en la tecnología.

Uso de cookies

Golfa.mx utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Un proyecto Editorial de Mats Media